caesen

Clémence Weill

Actriz, directora y autora, según la ocasión. De su formación cabe destacar sus interpretaciones y estudios en la escuela Claude Mathieu, y también con (por dar un par de ejemplos) Jean-Louis Hourdin y Matthias Langhoff.

En su día adaptó/creó L’Opéra du Dragon (H. Muller,) Mars (F. Zorn), Mesure pour mesure (Shakespeare), Une fable sans importance… E incluso dirigió L’histoire de Melody Nelson con J. C. Vannier en la Cité de la musique, lo que resultó ser una loca aventura.

Una buena mañana empezó a escribir. Desde entonces sale a plantear preguntas a sus conciudadanos sobre los grandes temas que se le (nos) escapan (la economía, las creencias, la democracia, las fronteras, Europa… cosas así). De aquí salen los textos que aparecen más abajo, algunos publicados y otros representados.

Viaja más o menos lejos, por los recovecos de Atenas o la campiña francesa.

Cofunda o colabora con colectivos contestatarios, artesanos iconoclastas, a menudo creando formas híbridas, comprometidas y que no se toman demasiado en serio a sí mismas. Mencionamos por amor y a vuelapluma: Des Clous dans la tête, el club de autores ACMÉ (escritura colaborativa), L’Invention de moi (L’éphémère saga), L’Atome (Julien Avril), Cécile Tonizzo o Le Discours de l’incertitude Volontaire (con S. Dufouleur).

El resto del tiempo archiva, recorta y pega imágenes, frases, fragmentos de realidad y fotos de Joe Dassin.

Esta plataforma web utiliza cookies propias para recopilar información que ayude a optimizar la visita a la página web, pincha aquí para más información.
Aceptar